¿Quiénes somos?

Nosotrxs

nuestra misión

Empoderar para actuar contra la crisis climática.

Hoy existe un movimiento social, una conciencia ambiental global. Estamos preocupados por los problemas ecológicos, queremos proteger a nuestrxs hijxs, nuestra salud, al planeta.

Sin embargo, puede parecer difícil actuar a nivel individual…

En Nosotrxs, somos conscientes de que el problema del clima es complejo pero también que todxs tenemos un papel que desempeñar.
Una gran parte de nuestra huella de carbono está relacionada con nuestros hábitos de consumo.
Si nuestro eco-gesto es replicado decenas de millones de veces, por él, por ella, por ellxs, por nosotrxs, vuelve a tener un impacto enorme: los gestos individuales se transforman en acción colectiva.

Nuestra misión es acompañar tanto las empresas como las instituciones educativas para concientizar a una mayoría de personas sobre los retos climáticos y ayudarles a proyectarse en un mundo que respeta los 2°C preconizados por el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change).

Acompañar esa transición hacia un mundo sustentable, tanto a través de acciones individuales y colectivas como a través de una educación ambiental reforzada, es la razón de ser de Nosotrxs.

nuestros valores

Nos preocupamos por nuestra familia, nuestros equipos, por la biodiversidad y por el planeta en general.

Todas las decisiones de nuestra empresa se toman en el contexto de la crisis ambiental.

Debemos esforzarnos por no hacer daño y siempre que sea posible, nuestros actos deberían servir para mitigar el problema y reducir nuestro impacto.

Buscamos mejorar constantemente.

Inspiramos, no convencemos.
No tratamos de convencer; damos información y espacio.

Creemos que cuando damos a las personas espacio para aprender y crecer por su cuenta, alentamos a los demás a que entren en algo nuevo en sus propios términos: porque nadie quiere ser obligadx / empujadx a hacer algo.

Sembramos semillas; damos espacio, tiempo, reflexión y lxs miramos florecer por sí mismxs cuando estén listxs.

Nos entusiasmamos con el futuro.
Las consecuencias anunciadas sobre el cambio climático pueden ser aterradoras, pero también surgen como oportunidades para cambiar hacia una sociedad más unida, con menos desigualdad, re-conectada con la naturaleza.

Siempre preferimos presentar un modelo positivo de cambio (hacia dónde queremos ir) en lugar de criticar lo existente. Los imaginarios de mañana deben formularse en positivo para que la imagen impregne nuestro cerebro y nos ponga en acción.